5 CONSEJOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE DE PESCADOS Y MARISCOS

Estamos a tan solo días de Semana Santa, fecha en que tradicionalmente aumenta el consumo de productos del mar. Nuestro borde costero se caracteriza por ofrecer un extenso menú de pescados y mariscos. Sin embargo, una buena higiene y la correcta manipulación de estos alimentos será fundamental para no correr ningún riesgo para la salud.




A continuación, te dejamos 5 recomendaciones de Freddy Squella, gastroenterólogo de Clínica INDISA, para disfrutar tus alimentos en forma segura este fin de semana largo.


1. Primero que todo, debes comprar los alimentos en establecimientos reconocidos que estén sujetos a un control sanitario periódico. Por ejemplo, supermer­cados, pescaderías y otros puntos de venta que sean estables durante el año y que funcionen con patentes espe­cializadas.


“Muchas veces pagar poco cuesta caro. Durante estas fechas es común ver casos de personas que sufren intoxicaciones por consumo de pescados y mariscos en locales que no cumplen los requisitos establecidos”, puntualiza el especialista.

2. Siempre es importante verificar personalmente la higiene del lugar. Dado esto, tu nariz y ojos serán tus principales aliados. Recuerda observar si las instalaciones y los utensilios del local están sanitizados, por ejemplo que los encargados manipulen los alimentos con guantes y estén con la mascarilla bien puesta.


3. Los pescados y mariscos deben estar conservados en frío y en mesones de hielo (al menos a 3°C bajo cero) y los congelados a 18°C bajo cero en vitrinas de frío. El Dr. Squella detalla que “a esta temperatura, la multiplicación bacteriana se interrumpe y se retrasa. La congelación sirve para conservar pescados y mariscos y así preservar su calidad original”.


4. Si el pescado o marisco tiene una coloración fuera de la normal y un olor fuerte, no debe ser consumido. Recuerda que si compras mariscos frescos, estos deben estar vivos. Esto puedes comprobarlo mediante el tacto, por ejemplo al tocar las conchas estas deben cerrarse.


5. Nunca olvides que los pescados y mariscos, cuando están frescos, no tienen mal olor, sino que olor a mar. “Un error común es no mantener los alimentos congelados o enfriados en el hogar. Recuerda que al llegar a la casa, los alimentos no deben perder la cadena de frío”, enfatiza el gastroenterólogo.


La intoxicación por mariscos o pescado puede ser mortal y debe considerarse como una emergencia. Una persona que presenta síntomas graves debe ser llevada a un centro médico inmediatamente. Estos son los principales síntomas de intoxicación, los que se pueden presentar entre 2 a 12 horas después de comerlos:


● Cólicos abdominales.

● Diarrea (intensa y acuosa, y más preocupante si es con sangre).

● Náuseas y vómitos.

● Fiebre y deshidratación.




9 visualizaciones0 comentarios