¿CÓMO DORMIR BIEN SI EL CALOR ES INTOLERABLE?




Cuando hablamos de verano nos imaginamos mar, piscina, días más largos, pero también mucho calor. Al llegar la noche, este puede ser un factor muy relevante a la hora de poder conciliar el sueño. Acá te entregamos algunos tips para sortear las altas temperaturas nocturnas.


En la época veraniega el calor se torna demasiado difícil de tolerar, especialmente cuando se trata de la hora de dormir. Seguramente más de una vez te has dado vueltas y vueltas, o te has quedado con el pijama empapado en sudor, lo que es realmente incómodo. Y aún así, el calor no pasa.


Entonces, ¿cómo sobrevivir a las noches de verano de manera exitosa? Si bien las

temperaturas nocturnas no las podemos controlar, sí existen algunos factores a los que podemos echar mano para así disminuir la incomodidad que produce la transpiración excesiva. “El calor con sudoración es uno de los factores que más interrumpen el sueño”, explica Verena Senn, neurocientífica y jefa de investigación del sueño de la empresa europea líder en descanso Emma-The Sleep Company.


Para lograr un buen descanso, y que no te afecte el calor ni la sudoración, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:


1. Maneja la temperatura en tu dormitorio: Una medida que ayuda mucho es

mantener las puertas, ventanas y persianas de la casa o departamento cerradas

durante el día. La razón es porque cuando llega la noche la temperatura suele

descender. Es en ese momento cuando hay que abrirlas para que así se llene de

aire fresco. Un ventilador puede ayudar pero no soluciona el problema de fondo.


2. Escoge el un pijama adecuado: Puede parecer obvio, pero más allá de escoger el modelo, es muy importante fijarse en las telas. Por ejemplo, las fibras sintéticas

pueden generar más calor. En tanto, los pijamas de algodón son ideales para el

verano ya que son transpirables y frescos, mientras que la seda también es una

buena aliada para el verano, es fresca y muy cómoda.


3. Que tu colchón no atrape el calor: Sin duda un factor muy importante es el

colchón sobre el cual estás durmiendo. Los tradicionales atrapan el calor,

aumentando la temperatura corporal durante la noche. En ese caso, conviene

buscar los que poseen tecnología de espumas termorreguladoras “la introducción de una nueva generación de materiales respirables en algo tan simple como un

colchón, puede mejorar notablemente la calidad de vida”, destaca la especialista en sueño.


4. Selecciona bien qué alimentos comer antes de ir a la cama. Tanto el alcohol

como los alimentos que contienen altas cantidades de proteínas, azúcar, picantes y grasas pueden exacerbar la transpiración durante la noche. La obesidad es otro

factor a considerar, ya que el calor queda atrapado por el exceso de grasa, que

actúa como una manta alrededor del cuerpo.


5. ¿Y qué pasa con el ejercicio? Si bien es parte fundamental de llevar una vida

sana, no es recomendable practicarlo cerca de la hora de dormir, ya que este

produce un gran aumento de la temperatura corporal.


Al aplicar estos simples consejos podrás descansar mejor y estas calurosas noches de verano ya no serán un impedimento para tener unos dulces sueños.


Encuentra a Emma

https://emma-colchon.cl

7 visualizaciones0 comentarios