¿CÓMO PODEMOS IDENTIFICAR UN CUADRO DE ESTRÉS?

La psicóloga de Nueva Clínica Cordillera, Patricia Canales, entregó las principales recomendaciones para controlar el estrés durante este fin de año. Además advierte que los cuadros de crisis de pánico y ansiedad han aumentado en más de 15% en el último trimestre.





Los chilenos están cada vez más estresados. Cifras de Nueva Clínica Cordillera corroboran un sustancial aumento en consultas por estrés familiar y en el hogar con un 57% de crecimiento respecto al último trimestre. En tanto, el recinto ha visualizado un aumento de un 15% en trastornos de pánico y un 11% en crisis de ansiedad.


Al respecto, la psicóloga de Nueva Clínica Cordillera, Patricia Canales, explicó que la pandemia generó una situación excepcional que “ha provocado una profunda incertidumbre respecto del futuro en medio de una crisis sanitaria, a su vez, como también sobre aspectos fundamentales cómo lo son las relaciones y la situación económica”, lo que sumado al aislamiento social y el aumento de la carga de trabajo, a causa de la conciliación de la vida con el teletrabajo o las clases virtuales, han alterado los estilos de vida y el resguardo de los momentos de recreación.


Canales también hizo hincapié en que el estrés es parte “normal y necesaria de nuestra vida, que, entre otras cosas, nos ayuda a generar respuestas rápidas frente a amenazas ambientales que ponen en peligro nuestra supervivencia” y destacó que cuadros de estrés permanentes podrían ocasionar “diversos síntomas físicos que pueden llegar a inhabilitar y complicar la vida de las personas, y que, de no ser tratados oportunamente, pueden derivar en trastornos más complejos, como los son lo son los trastornos del sueño, trastornos alimenticios, síntomas depresivos y episodios de crisis de pánico” que según la especialista son las que más se han presentado durante pandemia y la actual readaptación.


Respecto a la óptima percepción del padecimiento de estrés, la profesional de Nueva Clínica Cordillera sugiere prestar atención a cambios en la conducta habitual y “funciones cognitivas básicas de concentración, que disminuyen e impactan en la memoria”, dado que a través de ellas es posible percibir que se “dificulta el interactuar en el diario vivir en diferentes contextos como lo son el laboral, social o académico”.


¿CÓMO IMPACTA EL ESTRÉS EN MI CEREBRO?


La psicóloga Patricia Canales sostuvo que el estrés podría alterar nuestro sistema inmune y procesos tan importantes como a la neuroplasticidad, que corresponde a “la capacidad del cerebral para cambiar y adaptarse a nuevas experiencias”, algo que según la profesional resulta fundamental ante la continuidad de una pandemia y en medio de un contexto político polarizado que tendrá incidencia en el futuro de los chilenos y que “por el alcance de las actuales elecciones presidenciales y los eventuales cambios que estas podrían generar en la vida de los ciudadanos, es natural que aumente el sentimiento de incertidumbre y ansiedad, frente a dos posibilidades tan distintas entre sí”.


Por lo anterior, la especialista recalcó que es justamente gracias a la neuroplasticidad que “somos capaces de adaptarnos, aprender de las nuevas situaciones y hacer frente a circunstancias nos podrían parecer adversas”, por lo que en el caso de los adultos el estrés tiene un efecto “directo y debilitador sobre el sistema inmunitario”, aumentando la irritabilidad, desmoralización, inseguridad y desconfianza.


Por otra parte, en el caso de los niños, este puede afectar “pensamientos, emociones y conductas asociadas a un impacto negativo en la seguridad, confianza, establecimiento de relaciones interpersonales, autoimagen y autoconcepto”, puesto que los niños no sólo se han visto limitados a asistir a sus colegios, sino que se han constreñido respecto a actividades al aire libre, en un contexto en que el “el jugar no sólo tiene una función de entretener, sino que también sirve para socializar, pues a través del juego, los niños aprenden las reglas y saben cómo interactuar para alcanzar alguna meta”.


Finalmente, respecto de los modos de gestionar el estrés durante este fin de año, la psicóloga de Nueva Clínica Cordillera, Patricia Canales, indicó que se debe mantener un equilibrio en los espacios de tiempos dedicados tanto al trabajo como al descanso o recreación, es decir, recomendó “realizar actividades físicas y generar espacios de comunicación”, que permitan compartir con el entorno y destacó la importancia de expresar los sentimientos de malestar que puedan presentar, a fin de no aislarse y con ello, “regular emociones y pensamientos negativos”.


18 visualizaciones0 comentarios