LA RUTINA QUE ELIMINA LOS CARBOS Y REDUCE EJERCICIOS

Nutricionista fomenta la llamada Dieta Keto o Cetogénica y recomienda la realización de exámenes médicos, que se pueden encontrar en Quieromiexamen.cl, para comenzar el cambio de alimentación.



El teletrabajo, cuarentenas y sedentarismo casi obligado ha convertido a la población chilena en una de las más obesas de la OCDE con un 74,2 %, según la última Encuesta Nacional de Salud.


Lo anterior ha llevado a que algunas personas tomen medidas para revertir dicho comportamiento, ya sea con el comienzo de rutinas de ejercicios o con un cambio rotundo en el consumo de alimentos, donde se ha alzado como gran alternativa la llamada dieta Keto o Cetogénica.

“Este sistema de alimentación nos invita a disminuir la cantidad de carbohidratos, ya que estos son los culpables de los niveles de obesidad, además de aportar negativamente en ciertas enfermedades crónicas no transmisibles, ya que aumentan la inflamación corporal”, define María Jesús Rivero, nutricionista clínica (MSc) y docente investigadora en Obesidad, Diabetes y Metabolismo de la Fundación Low Carb Chile.


Actualmente el consumo por persona de carbohidratos supera los 200 gramos diarios, lo que resulta una ingesta muy alta para la poca movilidad que tiene la población.


Producto de lo anterior la especialista recomienda “asumir que los carbohidratos son una droga, que somos adictos y que en un cambio de paradigma, las grasas son buenas, porque no producen ese daño y además tiene los aminoácidos esenciales para el organismo, no así los carbohidratos”.


Dentro de los alimentos que se deben eliminar se encuentra el azúcar, margarina, productos fritos, entre otros, ya que producen adicción, mientras los que se deben incluir están las carnes rojas, fibras, alimentos ricos en Omega 3 y huevos, por señalar algunos, los que darán la energía necesaria y sin hacerle daño al organismo.


Para comenzar el cambio


Junto con asumir la adicción a los carbohidratos, es necesario una evaluación psicológica para establecer si existen otras patologías.


“En la Fundación Low Carb Chile y en general los expertos indican que la obesidad es una enfermedad multifactorial y dentro de esos factores se encuentra la salud mental. Las personas antes de ingresar a la fundación responden una encuesta para detectar trastornos de conducta alimentaria, porque sabemos que sin el componente psicológico no podemos avanzar”, indica Rivero.


También como parte de las pruebas para saber cómo está el organismo, se recomienda una serie de exámenes. Por lo mismo la fundación creó una alianza con Quieromiexamen.cl, plataforma que cuenta con los exámenes necesarios para comenzar el tan esperado cambio de vida.


“Son necesarios para saber cual es el estado de salud al momento de comenzar el plan de alimentación. Luego hay que hacer un control a los 2 o 3 meses para ver los cambios, que siempre son positivos en el metabolismo y sistema cardiovascular. Todo lo relacionado con la resistencia a la insulina se corrige y se puede eliminar, así como la disminución de los triglicéridos y del riesgo cardiovascular”, explica el fundador de Quieromiexamen.cl, el doctor y cirujano Hernando Diocaretz.


La actividad física con la nueva alimentación


Tomando en cuenta que la la gran mayoría de las personas son sedentarias y con poca movilidad, este sistema de alimentación, no te obliga a extensas y diarias rutinas de ejercicio.


“Se recomiendan ejercicios de fuerza y localizada y no es necesario tener rutinas diarias, ni tampoco aeróbicos ya que estos aumentan el requerimiento de glucosa y a pesar que no se consumen carbohidratos, el cuerpo es capaz de producirlos y realizar el proceso de quema de grasa”, señaló la nutricionista.


Ojalá fuera para todos


Si bien todo esto es una gran alternativa, no es recomendable para personas con trastornos de alimentación, específicamente anorexia. Los cuerpos cetónicos inhiben el apetito y en este caso la anorexia colabora a más pérdida de apetito.


También están fuera del rango los adultos mayores frágiles, porque hay una probabilidad que no pueda comer la cantidad que requieren para poder tener energía.


De la misma forma, aquellas personas que tienen algún trastorno genético, como la falta de alguna enzima y no pueden procesar los alimentos cetogénicos. Y aunque se da un caso cada cien millones de personas, existe.

Entradas Recientes

Ver todo