MITOS A LA HORA DE OBSERVAR UN ECLIPSE


El experto de Nueva Clínica Cordillera, Dr. Paulo Alves Da Costa, explicó la importancia de utilizar la protección adecuada y las graves consecuencias que puede sufrir la retina si no se toman las medidas de seguridad correspondientes.

A solo días del eclipse total de sol, que se podrá ver en distintas zonas de Chile y alcanzará el 100% de visibilidad en la Región de la Araucanía, es muy importante tener claro cuáles son las medidas que se deben tomar para poder disfrutar de este inédito evento astronómico, sin sufrir un daño permanente en nuestra visión.

El retinólogo de Nueva Clínica Cordillera, Dr. Paulo Alves Da Costa, recalcó que “nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe observar el eclipse con el ojo desnudo, ya que el daño que sufriría la retina es permanente, es irreversible e implica graves problemas para nuestra visión a futuro”.

Una de las consecuencias más graves es la retinopatía fótica o maculopatía fótica, “este es un daño ocasionado por la exposición prolongada a la radiación solar en la retina, el cual produce una quemadura principalmente en la fóvea, que es la parte central de la mácula”, indicó el experto. En tanto, el profesional añadió que cuando una persona sufre una quemadura, ésta puede presentar molestias, tales como como visión borrosa, ver manchas o presentar una mancha ciega del campo visual, lo cual significa que hubo un daño en la retina. Además, el Dr. Alves Da Costa añadió que estos malestares “no tienen por qué ocurrir inmediatamente, sino que horas o incluso días después de ocurrido el daño ocular”.

Los errores más comunes

Existen distintos mitos sobre la correcta visualización de los eclipses, los cuales pueden terminar en daños permanentes a la retina y disminución de la visión. Uno de los más comunes es “creer que este fenómeno puede mirarse durante pocos segundos sin consecuencias para la visión, pero es mentira, incluso existen casos de personas más sensibles que otras a la luz, quienes tienen importantes daños. Es común pensar que uno o dos segundos no va a producir nada, pero si causará daño”.

Otra creencia equivocada es que se pueden utilizar artefactos polarizados, tales como vidrios teñidos o quemados, para ver el eclipse sin problemas y que esto supone la misma protección de los lentes certificados. Frente a esta posibilidad, el retinólogo es enfático en desmentir este mito y recalca que por ningún motivo se debe utilizar materiales que no cumplan la norma de seguridad. Además, destacó que tras los eclipses, suelen aumentar notoriamente las consultas por problemas a la visión o una sobreexposición solar, debido a no tomar las recomendaciones profesionales.

¿Cómo evitar el daño?

La principal manera para prevenir daños en la retina y en nuestra visión durante un eclipse solar, es asegurándose de siempre contar con lentes especializados para observar este fenómeno. Además, nunca ver un eclipse directamente a ojo desnudo ni a través de la pantalla del celular. “Es preferible siempre verlo a través de métodos indirectos”, indicó el Dr. Paulo Alves Da Costa.

Para elegir correctamente los lentes, es importante revisar que cuenten con la la norma ISO 12312-2 o la certificación del British Standards Institute en la parte interna, donde además se indica la forma en la que se deben guardar y utilizar. Por otra parte, en caso de no contar con este tipo lentes especiales, el profesional recomienda utilizar un lente para soldar grado 12 o superior, construir un visor de visualización, también conocido como caja oscura, o simplemente mirar la sombra de los árboles.

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo